El noble arte de limpiar bien un cristal

Parece sencillo, pero no es tan fácil como parece dejar un cristal reluciente y abrillantado. Lo primero que tenemos que asegurarnos es de disponer de un buen kit de limpieza que incluya todo el material necesario para llegar a las esquinas de nuestro cristal.

Necesitaremos un jabón especializado para la cristalería, una bayeta clásica de microfibra, un pulverizador, un limpiacristal profesional y una esponja.

limpiezacristal

Con todo este material, ya podemos proceder. Debemos frotar el cristal suavemente, dejando que el líquido actúe unos minutos. Acto seguido hacemos una segunda pasada ya frotando de forma más intensa. Luego vamos repasando ordenadamente, comenzando por una esquina (la superior izquierda si nos llega la altura) y encaminándonos poco a poco hacia la otra. Para secar el cristal, podemos proceder con papel absorbente o incluso papel de periódico. Conviene limpiar siempre por las mañanas (ahora que es verano).

Si quieres mantener tu cristalería limpia de un modo profesional ponte en contacto con nosotros. En Limpiezas Gredos ponemos a tu disposición servicios integrales de limpieza y mantenimiento. Llámanos al 915 626 548 y consúltanos sin compromiso.

Una respuesta a “El noble arte de limpiar bien un cristal”

  1. Buenos consejos. Desde luego es una de las partes más complicadas de limpiar, sobre todo para los perfeccionistas como yo que no pueden dejar ni una pequeña marca. Un saludo y gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  • Archivos

Menú