Cómo limpiar los muebles de la cocina

La cocina es sin lugar a dudas uno de los lugares de nuestro hogar que más suciedad tienden a acumular, comida que se cae mientras cocinamos, huellas, grasa que salta de la sartén o que se va evaporando y acumulando en las puertas de los muebles de nuestra cocina… Son muchas las causas de que el mobiliario de la cocina necesite una atención extra en su limpieza.

La limpieza va a depender mucho, tanto del material con el que se hayan elaborado los muebles de nuestra cocina, como del acabado. En el caso de que el acabado sea brillante en lugar de mate, probablemente la suciedad se quede más incrustada sea más complicado de limpiar.

Existen una gran variedad de productos especializados para estas superficies, sin embargo podemos recurrir a una mezcla elaborada con agua una gotitas de jabón de lavavajillas y un chorrito de amoniaco. Deberemos sumergir una bayeta de microfibras en esta mezcla y enjabonar la superficie. Si cuando pasamos el paño vemos que en estas superficies permanecen las marcas de agua deberemos secar con un paño inmediatamente después de pasar la bayeta húmeda.

Si las manchas de grasa no desaparece podremos hacer uno de un producto desengrasante, aplicarlos sobre la suciedad y dejar que actúe durante unos minutos. Pasado este tiempo pasaremos la bayeta humedecida en la mezcla anterior, si es necesario deberíamos frotar un poco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  • Archivos

Menú