Cómo limpiar un techo pintado

Cuando limpiamos nuestro hogar prestamos atención a los suelos, las estanterías, las mesas, las puertas… Pero, ¿qué pasa con los techos? al tratarse de superficies que no se encuentran en nuestro campo de visión muchas veces olvidamos que también debemos limpiarlos, el humo de las comidas o el tabaco, el polvo, las telarañas e incluso la humedad puede causar manchas y suciedad en nuestros techos.

Si queremos tener una casa realmente limpia será importante que no olvidemos limpiar los techos. No se trata de una tarea muy complicada, sin embargo, si deberemos tener en cuenta varios aspectos como el tipo de techo que vamos a limpiar o la mancha que queremos eliminar.

Techos pintado

Muchos de los techos que encontramos en domicilios y oficinas son de escayola, éstos están recubiertos de pintura que, a no ser que sea con pintura lavable, no lo podremos mojar. En la mayoría de los casos nos valdrá con un paño seco, para poder alcanzar correctamente podremos utilizar una escoba.

En el caso de que queramos eliminar manchas, ya sean de grasa o tabaco, deberíamos utilizar un paño húmedo, en el caso de que no consigamos acabar con la mancha podremos utilizar una pizca de bicarbonato o vinagre para aumentar el efecto. Si la pintura no es lavable lo más seguro es que la eliminemos. En este caso deberemos asegurarnos de limpiar bien cada mancha y volver a pintar el techo.

Si quieres conocer más consejos para limpiar techos de diferentes materiales permanece atento a las próximas publicaciones de nuestro blog.

 

Los comentarios están cerrados.

  • Archivos

Menú